Cilindro Esclavo (CRC)

Cilindro Esclavo (CRC)

La evolución de las tecnologías y los nuevos requisitos de los fabricantes de automóviles dificultan el montaje de un cable en línea recta entre el pedal y la palanca. Por este motivo, cada vez más automóviles utilizan sistemas hidráulicos. Estos sistemas son mucho más flexibles y fiables que los sistemas manuales. Primeramente, permiten un esfuerzo del pedal óptimo y constante. En segundo lugar, el material utilizado es mucho más ligero (reducción de hasta el 70% del peso con respecto al sistema de timonería tradicional), así como mucho más compacto. Este es el principal motivo por el que la implementación de esta tecnología resulta más sencilla en proyectos de equipo original.

Como respuesta a esta tendencia del mercado, Valeo ha desarrollado una amplia gama de piezas hidráulicas: servoembrague (Servoembrague), servoembrague (CRC) y cilindro esclavo de embrague (CSC).

El servoembrague y la bomba de embrague se utilizan en el sistema "semihidráulico", mientras que un sistema "completamente hidráulico" utiliza el servoembrague y el cilindro esclavo de embrague.

El sistema "semihidráulico" consiste en un transmisor (el Servoembrague), una manguera y un receptor. Para este sistema, el receptor es una bomba de embrague.

 

 

La gama de Valeo se compone de 55 referencias que cubren aplicaciones como Fiat Punto, Ford Transit, Hyundai Accent, Kia Picanto.
En un sistema "semihidráulico", el brazo del pedal del embrague opera un pistón en el servoembrague (Servoembrague). Esta acción fuerza el paso de líquido hidráulico a través de una tubería hasta la bomba de embrague (CRC) donde otro pistón opera el mecanismo de desembrague del embrague. Cuando el vehículo incorpora una bomba de embrague, la interfaz dentro del sistema hidráulico y el embrague se realiza con una horquilla de embrague y un cojinete de desembrague.

A diferencia del cilindro esclavo (en un sistema completamente hidráulico), resulta muy sencillo realizar la sustitución del cilindro esclavo, puesto que siempre se encuentra en el exterior de la carcasa de la transmisión. No se requiere retirar la caja de cambios para sustituir la pieza.
Por este motivo, la sustitución de los componentes hidráulicos puede realizarse de forma fácil y ágil sin retirar la caja de cambios. La sustitución de una bomba de embrague requiere aproximadamente 30 minutos a un profesional.

Lo ayudamos

Usted es

Para una web que se adapta a tí, selecciona tu perfil